El blog de Kanlli. Innovación y nuevas Ideas

Tu opinión nos ayuda a mejorar
Total: 3    Media: 5

Las tendencias de social media 2020 abandonan, en gran medida, modelos anteriores. La madurez de los usuarios de redes sociales, las nuevas generaciones y plataformas, la sofisticación de los canales en cuanto a funcionalidades y formatos publicitarios o el desarrollo de nuevas tecnologías, son los principales motivos que cambiarán sustancialmente el modo de abordar una estrategia de social media marketing el próximo año.

Al margen de las posibilidades tecnológicas y formales, algo está cambiando en el fondo: los contenidos relevantes ganan terreno a los mensajes puramente comerciales y se aprecia un discurso cada vez más humanizado, en el que las marcas toman partido frente a las preocupaciones sociales y actúan en consonancia. Por ello, las tendencias de social media 2020 han de contemplar un cambio en el discurso de manera transversal, que dote a las marcas de personalidad y las acerque sensiblemente a los consumidores.

 

Índice de contenidos [Ocultar]

    Tendencias de social media 2020

    Varias tendencias de social media 2020 ya han sido reflejadas en nuestro post dedicado a las tendencias de marketing digital 2020, incluso alguna fue citada en nuestro listado para 2019, pero hemos querido volver a incluirlas por tratarse de campos que no han logrado el despegue a lo largo del presente año y de las que se espera que a lo largo del próximo experimenten un impulso definitivo. Entre ellas, el ejemplo más clarificador radica en el juego que van a comenzar a dar las apps de mensajería instantánea como soporte publicitario además de comunicativo.

    Otras novedades tienen que ver con promover y aprovechar los contenidos que generan los propios usuarios, a fin de lograr una presencia de marca destacada más allá de las fronteras de los canales corporativos. Los avances tecnológicos, liderados por la Inteligencia artificial, marcan ya una pauta importante en las acciones de social media de los anunciantes más vanguardistas, y perfilan tendencias inimaginables hasta hace poco tiempo. Algunas, sorprendentes. En el presente artículo dedicado a las tendencias de social media 2020 enumeramos aquellas que creemos escribirán la historia digital del próximo año en redes sociales, en calidad de agencia de medios digitales con más de una década de experiencia en la creación de estrategias sociales y de contenidos.

    Influencers virtuales que ya lo están «petando»

    Una de las tendencias de social media para 2020 más sorprendentes se centrará en la figura virtual de los influencers. Si os parece una locura, atended a que Lil Miquela, la influencer virtual más famosa, está valorada en más de 125 millones de dólares. En ella han confiado ya marcas de renombre como Prada, Diésel o Adidas. A pesar de ser la primera influencer construida a medida, no es la única.

    ¿Cómo confiarán los usuarios en un humanoide sin voluntad y, por lo tanto, sin criterio ni independencia? No podemos responder a esa pregunta, pero sí señalar dos datos clave: los influencers virtuales ganan seguidores a un ritmo vertiginoso, mientras los tradicionales pierden credibilidad a pasos agigantados: son humanos, yerran y se dejan llevar por emociones que no siempre favorecen a la imagen de la marca que se asocia a ellos. Por su parte, el usuario se ha resabiado: al fin se ha dado cuenta de que el dinero compra la voluntad de aquellos influencers que la tienen, los humanos.

    Entonces, ¿qué diferencia hay entre influencers humanos y virtuales? Para las marcas, los segundos salen más a cuenta porque no se salen del guión ni van a protagonizar ningún escándalo. Para los usuarios, el componente llamativo es más que suficiente para que, al menos hasta que se normalicen, sean foco de todas las miradas. Tienen audiencia y eso es lo que interesa a las marcas. ¿Serán capaces de tener la misma credibilidad que tendría una persona de carne y hueso? Es probable que sí, siempre y cuando la tecnología logre que el humanoide muestre sentimientos y que su discurso sea coherente y sus reseñas, verídicas. La credibilidad es sólo cuestión de decir verdades. Los centennials es seguro que aceptarán este formato con mucha más naturalidad.

    Ejemplos como el de Lil Miquela no son más que el principio de lo que se perfila ya como la nueva era del marketing digital. Su desarrollo futuro va a brindar un sinfín de oportunidades en el momento en el que se incorpore el fotorrealismo en la generación de rostros humanos. Puede que llegue el día en el que ya no seamos capaces de distinguir un humano de un androide. Llegados a este punto, cabría preguntarse si aprovecharse de ello sería ético. Pero esa es una pregunta que dejaremos para más adelante. Puedes profundizar en una de las más impactantes tendencias de social media 2020 en nuestro artículo «Influencers virtuales, ¿sueñan los androides con Norit, el borreguito

    tendencias de social media 2020

    Cautivar a los centennials, los consumidores del futuro

    La Generación Z cobra fuerza y las marcas deben comenzar a contemplarlos en sus estrategias, atendiendo a que, en pocos años, este segmento de población constituirá el grueso de consumidores. Pero no sólo eso: los centennials, por su condición de nativos digitales y su pericia a la hora de localizar información, ofertas y reseñas en Internet, se comportan ya como decisores de muchas de las compras domésticas al ser tenida su opinión en alta consideración por sus progenitores, menos duchos en el arte de localizar ofertas o valoraciones fiables en Internet. Es más, ya hoy son los Z quienes determinan las tendencias de social media 2020.

    Impactar a los Z en redes sociales no significa perfilar las segmentaciones de anuncios en nuestras campañas pagadas, sino consolidar una estrategia de social media y content marketing concreta para este segmento, esto es, creación de contenidos específicos, con lenguaje adecuado, que ofrezca relevancia real y dé respuesta a sus intereses generacionales, movidos en aquellas plataformas o redes donde tienen mayor presencia. Vamos, que no es una tarea tan sencilla como a muchos anunciantes, a priori, les pueda parecer. Es importante, por tanto, familiarizarse con redes como Snapchat, Twitch o TikTok, la red social de moda.

    Para lograr el éxito, antes de nada hay que tener claro a qué perfil nos enfrentamos. Los centennials son nativos digitales, intolerantes con la publicidad digital tradicional y reticentes a las intromisiones de innumerables anuncios irrelevantes; son usuarios de adblockers, sumamente impacientes, extremadamente creativos (en la generación propia de contenidos hallan el valor social), hijos de la crisis financiera -y, por tanto, no demasiado desprendidos-, y amantes del streaming, el tiempo real y los contenidos efímeros. Su perfil gamer no sólo los convierte en fanáticos de los videojuegos, sino que también se deleitan en la contemplación de cómo otros usuarios juegan; manejan un lenguaje propio que bebe de los tecnicismos digitales, gran parte de ellos anglicismos; dominan la tecnología y no les sorprende: la entienden como algo natural y el móvil es una extensión de sí mismos, tan integrado en sus vidas y su cuerpo como lo era llevar un reloj en tiempos de sus padres. ¡Casi nada!

    Si las diferencias generacionales siempre han supuesto una dificultad a la hora de comprender a los segmentos de población que ocupan los lugares más extremos en la línea de vida, hoy ese entendimiento se vuelve casi críptico a causa de la brecha entre generaciones, que se agiganta con la rapidez a la que evolucionan las nuevas tecnologías. Conviene hacer una reflexión, pues esta nueva generación digital entiende la realidad de manera diferente, procesa la información de manera diferente, su órganos sensoriales se han acostumbrado a estímulos muy diferentes y, habida cuenta todo lo anterior, piensa diferente. Las marcas que logren pensar como ellos conseguirán cautivar al consumidor del futuro. ¡Descubre cómo ser su marca bae sin mucho hype!

    tendencias social media 2020

    Publicidad en apps de mensajería instantánea

    Tanto WhatsApp y Telegram, apps de mensajería carentes de publicidad, como Messenger, su homóloga en Facebook, han sido utilizadas con éxito por las marcas como herramientas de difusión masiva de mensajes, al puro estilo e-mail marketing, para entendernos. Este tipo de estrategias suelen dar muy buenos resultados si se orquestan bien y se cuida la relevancia, frecuencia y momento oportuno. Ya las mencionábamos como tendencia el pasado año atendiendo a este enfoque. En esta ocasión, son protagonistas desde el punto de vista de soporte publicitario: Messenger ofrece ya diferentes posibilidades y formatos de anuncios y Facebook divulgó que este año llegarían los anuncios a WhatsApp.

    Como todos los escenarios publicitarios novedosos, las apps de mensajería se presentan como una gran oportunidad para aquellos anunciantes que apuesten por su adopción temprana. En el caso de Messenger, la publicidad es un hecho. Con más de 1.300 millones de usuarios activos en todo el mundo y las mismas segmentaciones precisas de la red social matriz, Messenger brinda extraordinarias oportunidades de llegar a los consumidores de forma poco intrusiva, con mensajes que se integran con el resto en la bandeja de entrada o formatos que los anunciantes pueden utilizar en el marco de una conversación preexistente.

    En el caso de WhatsApp, su integración puede resultar un poco más complicada si tenemos en cuenta que se trata de una app que la gente asocia con una extrema privacidad, en la que acostumbran a mantener conversaciones con amigos y familiares. Su cifrado de extremo a extremo tampoco facilita la obtención de datos o información comportamental: para obtener un perfil de usuario válido es necesario cruzar datos con Facebook a partir del único dato que el usuario cede en WhatsApp: su número de teléfono. Pero para ello, los usuarios de Facebook deben aportarlo también en esta plataforma y no todos están dispuestos. No obstante todo lo anterior, no nos cabe duda de que Facebook tiene un plan para, progresivamente, convertir WhatsApp en una plataforma publicitaria con todas las ventajas que ya se pueden obtener en Instagram, Facebook y el propio Messenger.

    En un principio, Facebook ha anunciado que la publicidad en WhatsApp aparecerá en la sección «Estados», aunque cabe aventurar que si lograr perfilar segmentos muy definidos, la propia relevancia de los anuncios servidos derive en una buena aceptación por parte de los usuarios y los anuncios acaben teniendo cabida en la bandeja de entrada. Todo está por llegar, pero conviene no perder de vista estos nuevos soportes y comenzar a incursionar con estrategias de comunicación y anuncios para valorar la efectividad en cada caso, ya que es una de las tendencias de social media 2020 con más proyección.

    tendencias de social media 2020

    Social ads, nuevos formatos y segmentaciones

    Las redes sociales requieren de una estrategia de contenidos que contemple todas las posibilidades que éstas ofrecen. Así, el content marketing bien entendido no sólo consiste en idear, crear y distribuir contenidos de manera orgánica, también requiere de inversión para promocionar esos contenidos y apoyar las campañas con anuncios. No es suficiente con generar una buena pieza, colgarla en las redes y ponerse a rezar para que se viralice.

    El modelo de negocio de las redes sociales está basado en los ingresos publicitarios, por eso cada vez resulta más difícil llegar a nuestros seguidores. ¿Cómo es posible que una página que cuenta con una comunidad de 13.000 seguidores genere una media de diez interacciones por cada publicación? La respuesta es clara: la red social no lo está enseñando. No nos están viendo. No existimos. No hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que, por muy malo que fuera el contenido, de estar visibilizado correría distinta suerte. ¿Significa esto que ha muerto el alcance orgánico en redes sociales? Prácticamente. Nunca lograremos llegar a nuestra comunidad si no invertimos en post promocionados.

    La red social líder ofrece también un formato para promocionar contenidos muy interesante, so los «dark post» de Facebook, que permiten la realización de test A/B, entre otras ventajas. Consisten en publicaciones promocionadas que no aparecen en el muro de la página, que se sirven como anuncios a un segmento predefinido por el anunciante y hace posible comparar entre varios tipos para ver qué mensajes, creatividades o segmentaciones funcionan. De este modo, las marcas evitan ensuciar sus canales con contenidos repetidos.

    En cuanto a los social ads, trasciende al concepto de comunidad de marca en el sentido de que no necesariamente debemos dirigirnos a nuestros seguidores: podemos llegar a cualquier tipo de persona, nos siga o no, gracias a segmentaciones muy precisas que permiten afinar el tiro teniendo en cuenta comportamientos, gustos, necesidades, ubicación y un largo etcétera. Permiten, además, la creación de audiencias personalizadas que facilitan, por ejemplo, la orquestación de campañas de remarketing. Si deseas profundizar en el tema, te recomendamos la lectura del artículo «Segmentación en Facebook Ads para generar audiencias precisas»

    En definitiva, explorar las posibilidades que ofrecen hoy en día los social ads es ya un imperativo para cualquier marca que desee tener visibilidad y capacidad de impacto, y es por eso que los consideramos una de las tendencias de social media 2020 más importantes.

    tendencias de marketing digital 2020

    Las marcas, protagonistas también del CGC

    Los usuarios de redes sociales ya no son únicamente consumidores de contenido, sino que también lo generan. Se trata de una tendencia que va en aumento auspiciada por la irrupción de los más jóvenes. Como veíamos más arriba, los centennials son nativos digitales que se caracterizan por alimentar su ego no contando su vida, sino creando contenidos que les valgan la admiración de la comunidad. Con este planteamiento, es fácil imaginar que esta generación de usuarios sociales llega hasta el límite de su creatividad. Teniendo en cuenta el esfuerzo, no contemplan demasiadas opciones de privacidad, al contrario: el entorno público favorecerá la difusión. Todas éstas son cualidades que juegan en provecho de las marcas.

    Si bien el CGC, como concepto, no es algo nuevo (ya que engloba comentarios, valoraciones, reseñas, post en blogs personales o contenido multimedia que los usuarios comparten públicamente en Internet), la verdadera razón para considerarlo una de las tendencias de social media 2020 radica en el uso que las marcas hagan de ello y cómo lo integren dentro de su estrategia de social media marketing. Es decir, que si hasta ahora la marca aprovechaba el contenido que creaban los usuarios de manera espontánea, ahora lo que toca es hallar el modo para que esos usuarios creen contenido en torno a la marca, de un modo ordenado y planificado.

    Buenos y recientes ejemplos los vemos en TikTok, donde mediante los retos «#challenge» marcas como Chupa Chups o Donettes han logrado convertir sus productos en protagonistas de estos vídeos flash. Incentivarlo de manera orgánica en una idea, aunque también en estas redes sociales emergentes y juveniles ofrecen ya la posibilidad de pagar por el incremento de la visibilidad, la difusión o por experimentar con distintos  formatos que favorecen la publicidad nativa.

    tendencias redes sociales 2020

    Marcas más humanas y contenido relevante

    Las redes sociales son eso: sociales. Es un espacio donde las personas nos relacionamos con otras personas en el entorno digital y esperamos «voces» humanas. Sólo si la marca se humaniza será capaz de socializar en digital. Humanizarse pasa por sentir, emocionarse o incluso enfadarse, si es necesario. Pero ello no sólo se refleja en el tono. Los consumidores esperan ya que sus marcas se impliquen con causas, se posicionen, se comprometan. Esperan que se comporten en redes sociales como un usuario más. Así, humanizarse es una de las tendencias de social media 2020 más importantes y transversales.

    Humanizarse también pasa por compartir contenidos que se alejen de lo puramente publicitario o promocional, que interese y llame la atención. Para ello, en 2020 las marcas deben hacer un esfuerzo y aprender a comportarse e incluso a sentirse como un usuario más. Para llegar a los más jóvenes, habrá qué observar cómo estos se comportan en redes sociales, infiltrarse, participar. Para saber qué tipo de contenidos y formatos ofrecer, es necesario que las personas que estén tras la estrategia de social media marketing reflexionen acerca de lo que a ellas, como usuarios, les gusta consumir en redes sociales.

    En social media, más allá de los estudios de mercado y comportamentales (que también son importantes), el éxito radica en la empatía. Más allá de perfiles creativos, los departamentos de social media necesitan perfiles ingeniosos, ágiles de mente, extrovertidos, sociables, empáticos, simpáticos, intensos, irónicos y gamberros. Está claro que quien es un muermo en su vida real no sirve para dinamizar una comunidad social digital. Seguro que tiene otros muchos valores, pero el perfil de dinamizador no es de su talla. Tengamos esto en cuenta antes de elegir a la persona o personas responsables de nuestro proyecto en redes sociales.

    Dejar de lado el ego de marca también es muy recomendable. ¡Olvidemos los contenidos vacíos y aburridos! Si no tenemos suficiente capacidad para elaborar contenidos propios apetecibles con la necesaria periodicidad, recurramos al content curation. O publiquemos menos, no pasa nada. «Mejor calidad, que cantidad» es una máxima que aplica a muchas cosas en la vida. Tenemos que entender de una vez por todas que los usuarios permanecen impávidos ante los contenidos vacíos y aburridos y esa falta de engagement repercute en la visibilidad orgánica que determina el algoritmo de los canales sociales. Peor es resultar tan tedioso que nuestra comunidad decida dejar de seguirnos: todos hemos “vetado” a algún amigo en las redes por ser un muermo o un pesado. ¿Cuánto antes no lo haríamos con una marca?

    estrategia en redes sociales 2020

    Mindful marketing, tendencia transversal

    A colación de lo anterior, es necesario atender a que el consumidor demanda que las marcas tengan presentes en todo momento a las personas, a la sociedad y al planeta. Las causas sociales son abrazadas por las marcas cada vez con más fuerza, conocedoras de esta realidad. Si aún no te has pronunciado, 2020 es el momento de hacerlo. Pero no te precipites, primero necesitas definir a qué causa te sumarás, cómo encaja eso en tus territorios y posicionamiento de marca y ser consciente de que «el movimiento se demuestra andando»: es decir, no basta con posicionarse, hay que actuar. Y hacerlo a través de acciones reales de RSC.

    Las marcas con causa son más humanas, contribuyen a crear una sociedad mejor y se implican para ello. Esto hace que el consumidor genere un vínculo hacia ellas que va más allá de la pura relación comercial: se hace amigo de la marca y establece unos lazos de confianza que son muy beneficiosos para toda estrategia de branding. ¿Y qué tienen que ver las redes sociales con esto? Se trata de los canales ideales para que las marcas comuniquen estos valores mediante la creación de un territorio de marca que soporte contenidos asociados. Y porque es aquí, en las redes sociales, donde los internautas se muestran más humanos.

    En la actualidad, el compromiso con el medio ambiente es ya una exigencia del consumidor, por eso creemos que debe ocupar un lugar importante en la lista de tendencias de social media 2020. Las marcas sostenibles, venden. Hay tanto por hacer en cuanto al cuidado medioambiental que casi cualquier marca puede encontrar aquí su nicho. Sin ir más lejos, el marketing del plástico es algo a lo que puede agarrarse casi cualquier marca que produzca bienes de consumo, por ser un material omnipresente: desde los envases de los alimentos a los propios productos textiles. Las mejoras en los sistemas de producción encaminadas a la protección del medio ambiente o favorecer acciones que reparen daños causados por la industria en general, son otros buenos argumentos dentro de una campaña de marketing verde.

    Atento a las novedades de Facebook

    Facebook no es sólo una red social: es una de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, que compite con gigantes de la talla de Google, Amazon, Apple o Microsoft en la carrera tecnológica más reñida de la historia. La mayoría de los desarrollos en los que trabaja tendrán repercusión en las redes sociales de las que es propietaria, de manera que conviene permanecer atento para conocer de forma prematura de qué forma sacar partido como marca a las nuevas opciones y funcionalidades que vaya proporcionando.

    Desde las técnicas de reconocimiento facial para autenticar usuarios hasta su proyecto de asistente virtual que compita con Alexa, Siri o Google Home, pasando por Facebook Pay para posibilitar el mobile payment o el lanzamiento de su criptomoneda «libra», cada propuesta de Facebook parece superar a la anterior. ¿Cómo pueden las marcas aprovechar estas novedades? Estudiando sus posibilidades y viendo cómo aplican en cada caso. Por ejemplo, Facebook Pay no sólo permitirá realizar pagos a través de Facebook, Instagram y WhatsApp, sino que el historial de pagos de los usuarios se utilizará para poder segmentar anuncios.

    También hay que estar atento a los nuevos formatos propuestos y experimentar con ellos a fin de encontrar nuevas oportunidades de llegar a la audiencia y dar una imagen de modernidad y vanguardia. En ese sentido, Instagram ha lanzado hace poco «Reels», una nueva funcionalidad que permite que los usuarios suban vídeos con música de 15 segundos. Se trata de una copia de TikTok y es un nuevo intento del gigante social por conservar a los usuarios más jóvenes. Esta estrategia no es nueva: ya lo hizo con los «Stories», una idea original de Snapchat que triunfaba entre los chavales.

    Datos no estructurados

    Apps sociales: el móvil, centro de la estrategia

    Las redes sociales son ya prácticamente móviles. Tanto es así, que gran parte de ellas no tienen versión de escritorio o ven en ella reducidas sus funcionalidades de forma significativa. Por eso hablamos ya de apps sociales. Este hecho, que en principio podría parecer que no tiene repercusión, afecta y mucho al tipo de contenido. ¿Por qué? Para empezar, la naturaleza del dispositivo implica que el usuario está en movimiento, está siempre disponible y pendiente, realiza múltiples accesos a las apps sociales aunque de corta duración (micro accesos), puede estar navegando en multipantalla o su atención durante la navegación tiende a ser baja.

    Con estas evidencias sobre la mesa, conviene utilizar segmentaciones que incluyan la geolocalización (el marketing on the go es muy provechoso para los anunciantes con establecimientos físicos). La velocidad a la que hoy en día se consumen contenidos en móvil condiciona el tipo de mensaje y cómo lo expresamos. Así, los mensajes deben ser muy visuales, con imágenes o vídeos que incluyan textos que sinteticen ideas al máximo, claros y concisos, que sean capaces de transmitir una idea en un solo vistazo. Si nuestra estrategia incluye el blogging, conviene apostar por el AMP para reducir la latencia… en definitiva, sea lo que sea lo que vayamos a publicar en redes debe estar ya pensado para móvil.

    Que el acceso a redes sociales se haga mayoritariamente a través de móvil condiciona también el formato de los contenidos visuales y audiovisuales, que deben adaptarse al de una pantalla móvil. Y no es sólo una cuestión de estética, sino de visibilidad, ya que las pantallas de móvil son bastante pequeñas y conviene que nuestros contenidos las ocupen enteras. No se trata sólo de «stories», cualquier publicación debe ir ya en formato vertical. Un formato, además, mayoritario entre los contenidos que comparten los usuarios, pues es el que, por defecto, ofrece nuestro móvil cuando tomamos una foto o grabamos un vídeo en su posición natural.

    ¿Qué tendencias de social media 2020 necesita mi marca?

    Cada negocio es un mundo y cada anunciante, en un determinado momento, tiene unas necesidades o presupuesto específicas. Si tu target no es joven ni prevés que vaya a serlo en el corto plazo, no tiene sentido apostar por los influencers virtuales o por los reels, por ejemplo. Sin embargo, algunas tendencias de social media 2020 son transversales (como el mindful marketing y la humanización de la marca) o imprescindibles (como es el caso de los social ads y las apps sociales)

    En cualquier caso, esta es sólo nuestra apuesta como agencia de medios digitales experta en social media content marketing y se refiere a aquellos campos, formatos o enfoques que prevemos tendrán un elevado índice de adopción con buenos resultados el próximo año. No obstante, no quiere decir que sean el único modo de lograr una estrategia de social media marketing exitosa: si algo funciona, no lo cambies. Sólo trata de llevarlo al siguiente nivel. Si necesitas que te asesoremos, contacta con Kanlli.

    ¿Y a ti? ¿Se te ocurre alguna otra tendencia de social media para el próximo año? ¡Déjanos un comentario!

    Elena Lostalé

    Me licencié en periodismo, me especialicé en radio y me reciclé al marketing online. Soy amante de la literatura, redactora incansable y purista del lenguaje. Tras siete años trabajando como Social Media Manager y gestionando las redes sociales de grandes marcas, en la actualidad ostento el título nobiliario de Marcom Manager en Kanlli. El SEO me gusta porque, a pesar de que el algoritmo es matemático, la clave está en las palabras ;-)

    Más post de este autor

    Privacy Preference Center