Tu opinión nos ayuda a mejorar
Total: 1    Media: 5

Apps y marketing de moda son una alianza estratégica que juega a favor de la venta online. De hecho, el atractivo de las aplicaciones de moda es cada vez mayor para los usuarios: según datos del Estudio General Mobile (EGMobile), las apps de moda fueron utilizadas en cerca de un 20% de los dispositivos móviles en España, en el primer trimestre de 2019, apreciándose un ligero incremento respecto a los últimos meses de 2018 (17%).

Datos de 2018 recabados por Showroomprive desvelan cómo los españoles utilizan las apps de moda, concluyendo que casi un 32% de ellos las utilizaba para comparar precios, frente a un 25% que aseguró usarlas para comprar ropa. Estar al tanto de las últimas tendencias (19,46%), inspirarse para crear sus looks (12,62%) o vender ropa (11,54%) son otras de las razones por las que en España utilizamos aplicaciones de moda.

apps y marketing de moda

Apps y marketing de moda: más allá de la conversión

Las apps son las más importantes tecnologías omnicanal para incrementar ventas. Las tasas de conversión en aplicaciones móviles son casi cinco veces superiores a las de mobile web, dato que permite hacerse una idea de la importancia de que tiene para los retailers de moda contar con una app que facilite la consumidor la interacción con el comercio online. Sin embargo, una de cada cuatro personas deja de utilizar una aplicación tras un solo uso, algo que, inevitablemente, acaba derivando en que éstas se desinstalen. ¿Las consecuencias? Vendedores y marcas pierden la oportunidad de interactuar con sus potenciales consumidores.

Apps y marketing de moda implica retargeting, con el fin de evitar que los usuarios queden inactivos. La estrategia de los vendedores debe estar encaminada a volver a atraer a los usuarios: los anuncios personalizados en tiempo real y el marketing de contexto ayudan a proponer ofertas a título individual, atendiendo al perfil del usuario, su historial de compras como consumidor y otra serie de variables como la ubicación.

En este sentido, contar con una estrategia omnicanal que ponga la aplicación móvil en el centro de todo el proceso ofrecerá grandes ventajas a nivel de ventas. Tengamos en cuenta que el smartphone, entre otras muchas cosas, sirve como localizador del usuario, haciendo posible identificar su proximidad a la tienda física. Tan sólo este hecho brinda valiosas posibilidades para impactar y atraer a los consumidores.

apps y marketing de moda

Data para una experiencia omnicanal a medida

Brindar experiencias personalizadas requiere disponer de una serie de datos del cliente que deben recabarse previamente a fin de crear perfiles individuales. En este sentido, las aplicaciones móviles juegan un importante papel, ya que registran a título individual no sólo el historial de compra, sino preferencias a partir de las listas de deseos, gasto medio por usuario, momentos en los que es más propenso a la compra, tipología de consumo, receptividad a las ofertas o preferencias sobre las modalidades de compra.

Pero los datos no son nada sin una tecnología detrás que ayude a interpretarlos y a amortizarlos. La Inteligencia Artificial analiza la información y permite identificar audiencias, a fin de impactar con anuncios dinámicos y ofrecer experiencias omnicanal hechas a medida. El Big Data detecta qué clientes tendrán un lifetime value más elevado, ayuda a aumentar la cesta media y a personalizar las ofertas o descuentos, reduce costes de marketing, permite reactivar usuarios e indica la correlación entre distintas variables de una web/app y las elecciones de los clientes.

Pero no solo eso: se acabaron los tiempos en los que las nuevas colecciones se ideaban por intuición: gracias a los datos recabados a través de las interacciones de los usuarios (sea en el propio e-commerce o en redes sociales) es posible determinar qué prendas tendrán más aceptación y a qué precio deben venderse. Eso afecta directamente a la producción e, inevitablemente, a la rentabilidad. No es moco de pavo: el análisis predictivo puede incrementar las ventas hasta un 73%, según datos de IBM y Accenture.

apps y marketing de moda

Comparadores de moda

Apps y marketing de moda también tienen un largo y fructífero camino juntos en el campo de los comparadores. Casi la totalidad de los consumidores españoles compara precios antes de comprar online, y más de un 93% lo hace a través de comparadores online. En el caso de la moda, el usuario trata de encontrar un determinado modelo al mejor precio, atendiendo a primeras marcas.

Los comparadores de moda recaban infinidad de datos de sus usuarios y tienen la ventaja sobre las marcas de poder hacerse con información valiosa del resto de marcas de la competencia, lo que los coloca en una posición ventajosa. Gracias al data es posible determinar necesidades de stock en tiempo real y aumentar determinados modelos en coordinación con las marcas, anticipar resultados de ventas derivadas de acciones publicitarias o seleccionar a qué clientes impactar para elevar su categoría como compradores.

Además, los datos recabados por los comparadores de moda permiten conocer datos de usuarios residentes en áreas rurales, donde el consumo de moda online no alcanza, ni por asomo, las cotas de las grandes urbes. Se trata de perfiles de consumidores muy interesantes a la hora de incorporarlos en la estrategia de marketing y ventas, pues los analistas deben valorar en qué supuestos se les redirige a la tienda online o física de las marcas asociadas. Así, se crean también segmentos de consumidores a nivel regional o provincial.

apps y marketing de moda

Realidad aumentada, un incentivo en las apps de moda

Puestas apps y marketing de moda las unas al servicio del otro, no debemos pasar por alto que, al margen de ser una herramienta encaminada a la venta y a la comunicación comercial, una aplicación de moda puede tener múltiples funcionalidades y propuestas de valor que muevan a su descarga y a la recurrencia de uso. Entre ellas, una de las que reviste mayor atractivo -por lo novedoso de la tecnología- es la realidad aumentada. Incorporar RA en la estrategia nos va a garantizar notoriedad y una base de usuarios cautivos.

Grandes marcas de la moda ya han experimentado con realidad aumentada dentro de sus aplicaciones. El caso más sonado, el de Zara, gracias a una app que permite combinar distintas prendas sobre una modelo viviente que se pasea por las tiendas y conocer el resultado de dicha combinación. La app da la opción de adquirir las prendas directamente, sin necesidad de salir de la experiencia móvil. Nike, con su propuesta de personalización de unas zapatillas o el dressing room de GAP que consiste en un probador virtual, son algunos ejemplos que ponen en valor el binomio entre apps y marketing de moda.

Si tienes un e-commerce de moda o tu marca pertenece a este sector, podemos ayudarte con tu estrategia digital gracias a nuestros profundos conocimientos del sector. Contacta con Kanlli y descubre todo lo que podemos hacer para incrementar tus ventas.