¡Click para calificar este post!
[Total: 0 Media: 0]

Los medios de comunicación en asistentes virtuales tienen un arduo aunque emocionante camino por delante. La penetración de los altavoces activados por voz está creciendo rápidamente, por lo que su uso se está generalizando, a pesar de que todavía se encuentran en un nivel de desarrollo muy primario, lo que genera mucha frustración en el usuario, en relación a la realización de tareas más complejas. Un 14% de los estadounidenses adultos usa smart speakers con regularidad y las previsiones son que en 2022 estarán presentes en más de la mitad de los hogares de Estados Unidos.

Más allá de los usos pasivos de estos dispositivos para reproducir contenido de audio o podcast específicos -que supone el mismo consumo de contenidos pero en distinto dispositivo, las interacciones nativas con las noticias son generalmente breves y no particularmente frecuentes. Mientras que alrededor de la mitad de los usuarios de altavoces inteligentes ha probado la función de noticias, sólo una cuarta parte solicita noticias a diario y únicamente el 1% dice que es la característica más importante, en comparación con el 61% que cita música, el 6% prefiere obtener respuesta a consultas generales y el 4% que valora la información meteorológica, según datos del Reino Unido.

[indice]

Datos de consumo de noticias en smart speakers

Existen muy pocos datos sobre el uso de contenido de noticias a través de esta tecnología, así como sobre estrategias de editores y plataformas, pero es un hecho que las interfaces de voz van a ser un tema crítico para los medios en un futuro no muy lejano. Sin embargo, sí existen datos que  evidencian que el consumo de noticias en estos dispositivos actualmente es más bajo de lo que podría esperarse, y se centra en contenidos muy breves.

Sobre demografía, es relevante que los mayores de 55 años son mucho más propensos a escuchar la radio en vivo a través de altavoces inteligentes, mientras que los usuarios de entre 25 y 34 años tienen más probabilidades de acceder a los podcast. Lógico, ya que es tendencia heredada de su consumo de contenidos de audio habitual. Estos datos ayudan a hacerse una idea para empezar, pero los medios de comunicación en asistentes virtuales van a convertirse en algo muy diferente a lo que actualmente conocemos.

Si hablamos de podcast, se aprecia que su consumo a través de smart speakers es más bajo del que cabría esperar, y aún mucho menor que el de la radio en vivo. Sólo entre el uno y el cinco por ciento de la escucha de podcast proviene de altavoces inteligentes en la actualidad, según datos aportados por editores británicos y estadounidenses. Los bajos datos pueden ser consecuencia de diversos factores, como la dificultad de su descubrimiento, el desconocimiento de uso para la búsqueda, su carácter personal y de nicho (no son contenidos de consumo en un área compartida de la vivienda) o la tendencia a su escucha fuera del domicilio.

medios de comunicación en asistentes virtuales

Trabas en la escucha de noticias en asistentes virtuales

  • Muchos usuarios desconocen la amplia gama de opciones en torno a las noticias, incluida la forma de acceder a su medio favorito.
  • Para aquellos que no utilizan estos dispositivos para noticias, la razón principal es la facilidad de acceso a las noticias en otros dispositivos. Además, un usuario de cada diez no sabe cómo acceder a las noticias.
  • Muy pocas personas se molestan en personalizar o cambiar su configuración de noticias en los smart speakers. Como resultado, los proveedores de noticias que se sugieren son los predeterminados de la plataforma (BBC en el Reino Unido, ARD en Alemania, RTVE en España…) actualmente tienen una ventaja significativa.
  • Los usuarios regulares de actualizaciones de noticias dicen que les gusta la brevedad. Muchos usuarios refieren sesiones informativas demasiado largas y preferirían actualizaciones de no más de un minuto. Esto puede ser una reacción a la naturaleza fragmentada de gran parte del consumo de noticias en la actualidad, a esa urgencia y voracidad en el consumo de contenidos.
  • Otras quejas vienen por la calidad de producción. Hay un sentimiento de decepción por el contenido existente, que en su mayoría se vuelca directamente de la radio o de los contenidos escritos que usan voces sintetizadas de difícil escucha.
  • Frecuencia de actualización. Muchos boletines de noticias no se actualizan durante horas o incluso días. En la era de la inmediatez y con el referente de la radio convencional, esto resulta inaudito para el oyente.
  • Duplicidad de contenidos ahí donde los boletines de diferentes proveedores se juntan.
  • Falta de control. Con un usuario cada vez más acostumbrado al consumo de contenidos a demanda, aún no hay posibilidad de saltar o seleccionar historias. O profundizar más en algunas de ellas.
  • Algunas actualizaciones tienen jingles o anuncios intrusivos. Los medios de comunicación en asistentes virtuales deben reinventar el modo en el que monetizan los contenidos atendiendo a las exigencias de los usuarios.
  • Privacidad: muchos usuarios son reticentes al uso de un dispositivo que esté en permanente escucha, además de preguntarse qué datos se recopilan y con qué finalidad. No obstante, la tendencia general en Internet es al intercambio de parte de la privacidad por conveniencia.

Desafíos de los medios de comunicación en asistentes virtuales

Los intentos de penetración que los editores están haciendo, mayormente, tienen que ver con repicar contenidos preexistentes a estos dispositivos de control por voz, o el uso de voces robóticas para la lectura de noticias inicialmente concebidas para medios escritos. Esto no funciona. Veamos a qué desafíos se enfrentan los medios de comunicación en asistentes virtuales:

  • El mayor desafío al que se enfrentan los editores es el desarrollo de contenido específico del dispositivo, junto con mejores interfaces de usuario.
  • Hace falta una estrategia específica para el entorno de voz. Algunos medios ya trabajan en ello y las emisoras generalmente son más proactivas que los periódicos.
  • La inversión y su retorno es otro de los escollos que se debe salvar. Para muchos es necesario invertir importantes recursos, ya que la mayoría cree que la voz afectará significativamente su negocio en la próxima década.
  • La voz puede ser una amenaza para los medios de radiodifusión, en lo que respecta a su posición privilegiada en el campo del audio. Del mismo modo, tienen los conocimientos y la infraestructura necesarios para asegurarse una ventaja en estas plataformas.
  • Los medios escritos pueden encontrar una mayor dificultad inicial, por el motivo anterior, por lo que deben ser proactivos y encontrar maneras de trasladar sus contenidos a este nuevo entorno de voz.
  • Cómo se monetizarán estos contenidos es una de las grandes incertidumbres. Mientras que algunos editores creen que los medios de comunicación en asistentes virtuales podrán sustentarse con modelos publicitarios, otros se inclinan más a la suscripción por contenidos.
  • La visibilidad: En un entorno donde las búsquedas ofrecen un resultado único y donde ya existen sugerencias predeterminadas de medios para consumo de noticias, diferenciarse se convierte en una necesidad crítica.
  • La optimización de contenidos para posicionarse en cuanto a preguntas concretas: el SEO de voz se vuelve muy necesario.
  • Mejora de las herramientas para facilitar y agilizar la integración del contenido con el creciente número de plataformas de voz.
  • Estándar sobre procesos y transparencia que garantice un juego equitativo.
  • Obtención de datos facilitados por las plataformas, que ahora no están ofreciendo nada, así como conocer la atribución.
  • Un desafío futuro será el de la imagen, ya que los smart speakers se están desarrollando de manera extremadamente rápida, transformándose en nuevos dispositivos (con pantallas). Los medios de comunicación en asistentes virtuales pronto necesitarán pensar en imágenes.

medios de comunicación en asistentes virtuales

Noticias en asistentes virtuales, ¿cómo funciona?

  • Las tres plataformas principales han creado un formato específico diseñado para proporcionar una actualización rápida de las noticias servidas por medios de comunicación en asistentes virtuales. Amazon llama a esto un formato de Flash Briefing, Google lo define como Narrative News y Apple usa el término Audio News Briefings.
  • Las actualizaciones se activan mediante comandos de voz tipo: “Dime las noticias”, “¿Qué es lo último?» o «Léeme los titulares».
  • Cada plataforma tiene un límite de duración Amazon permite un máximo de 10 minutos.
  • Se puede acceder a transmisiones en directo y podcasts mediante solicitud expresa, buscando por su nombre.
  • Se les puede realizar consultas concretas y, en la mayor parte de los casos, es la plataforma misma quien ofrece una respuesta, pero en otras ocasiones la obtiene de un medio digital. Google cita la fuente.
  • Ofrecen un canal de noticias predeterminado que suele ser radios públicas o emisoras líderes en su emisión tradicional. Esto dota a estos medios de una posición dominante, porque gran parte de los usuarios o no saben cómo cambiar los valores predeterminados o no quieren molestarse en hacerlo.

¿Qué deben hacer los editores?

Son muchas las preguntas que flotan en el aire, tales como cuál es el momento adecuado para invertir, cómo sacar provecho de este nuevo escenario, qué prioridad se le debe conceder, etc. Independientemente de cómo cada medio aborde estas cuestiones, en función de sus medios o prioridades, es evidente que no conviene quedarse atrás.

Particularmente, y por su naturaleza, las emisoras deben trabajar para que sus productos informativos y sus podcast se adapten a este nuevo entorno con versiones nativas y que sean accesibles. Las emisoras de radio gozan de la ventaja de contar con la infraestructura y habilidades relacionadas con la creación de contenidos de audio, con el objetivo de adecuar a la interfaz sonora sus noticias y contenidos de forma sencilla y ciertamente más económica que otro tipo de medios. No obstante, no hay que olvidar que no consiste en volcar contenidos concebidos para la radio tradicional, sino que es necesario repensar contenidos y formatos que se adecuen al entorno de voz y sean afines al modo en que el usuario los consume. En este sentido, los medios de comunicación en asistentes virtuales deben experimentar para conocer qué demandan sus oyentes.

Por su parte, los editores de prensa escrita lo tienen más difícil en el sentido de que necesitan realizar inversiones en equipos e infraestructuras enfocadas a la creación de contenidos específicos para ser escuchados. Sin embargo, en términos de innovación, puede que los editores de periódicos estén en una mejor posición para romper con las convenciones de audio tradicionales, siendo capaces de crear experiencias diferenciales y nativas.

Mientras que los medios locales podrían centrarse en ofrecer información de utilidad, de un menor alcance geográfico y mayor interés, los editores de alcance nacional verían su ventaja diferencial en los contenidos de nicho. En términos generales, las experiencias de asistencia interactivas supondrán un valor significativo, a pesar de que su desarrollo sea un desafío a corto plazo. La creación de skills (el equivalente a aplicaciones móviles) se vuelve una necesidad.

No se debe pasar por alto que es probable que, en un futuro no muy lejano, los smart speakers se desarrollen para, en muchos contextos, funcionar complementados con contenidos visuales. La tendencia es que estos dispositivos se integren con pantallas a nivel general. En este sentido, los medios de comunicación en asistentes virtuales tendrán que volver a replantear la estrategia contando con imágenes, creando contenidos audiovisuales adecuados al cien por cien a los asistentes domésticos. Sin embargo, a este respecto también surge la duda sobre cómo los editores de noticias podrán aprovechar este formato.

Principales barreras para los editores

Aún a pesar de que en esta etapa temprana la monetización no deba ser una prioridad, sino más bien lograr un posicionamiento que permita sacar rendimiento en el futuro, el retorno de la inversión es lo que mueve a los medios a incursionar en un entorno que promete hacerse con una gran cuota de usuarios. Con el desconocimiento y la incertidumbre como barrera principal, muchas empresas editoriales se hallan ya desarrollando estrategias específicas alrededor de la voz. Muchos otros aún no han comenzado, y se limitan a tener presencia con contenidos preexistentes realizados para otros entornos. Veamos cuáles son las principales barreras que detienen a los editores para invertir más en voz.

  • Falta de recursos para la innovación

En muchas ocasiones, los medios o grupos de inversores no están capacitados para realizar inversiones en innovación sin tener la certeza de que va a existir un retorno. Muchas de las inversiones que se han realizado con anterioridad, tanto en podcast como en vídeo online o incluso realidad aumentada, no han funcionado, por lo que existe un cierto temor a abrazar novedades sin la garantía de que vaya a generar un retorno, ya que muchos medios de comunicación en asistentes virtuales tendrán que apostar por un nuevo equipo encargado de crear contenidos de audio para una audiencia escasa y que no es lo suficientemente sólida.

  • Desconocimiento sobre cómo rentabilizarlo monetariamente

Muchos tienen reticencias en cuanto al desarrollo de contenidos para este nuevo entorno de voz ante la incertidumbre de cuál es el verdadero alcance, ya que las plataformas no están ofreciendo datos de audiencia, lo que hace que muchos medios desconfíen. Los editores se quejan de que no existen datos que podrían ayudarles a tomar decisiones informadas: no se dispone de datos básicos, como los demográficos, o datos de contexto (volumen de ventas de dispositivos, frecuencia de uso, comparativa entre asistentes, rendimiento relativo…). Este vacío analítico no permite a los medios caminar hacia una monetización, ni siquiera en aquellos que apuestan por el modelo de suscripción. De hecho, la creencia general es que un modelo premium será necesario, ya que encuentran dificultades a la hora de pensar en la monetización a través de publicidad, más allá de las inserciones tradicionales dentro de podcast e informativos.

  • Problemas de descubrimiento y falta de integración

No existe consenso entre las plataformas acerca de cómo se les deben pedir las cosas, de modo que los usuarios deben tratar de averiguar el modo de realizar solicitudes en cada dispositivo al que se enfrenten. Esta falta de integración o estandarización complica la adopción por parte de los usuarios, a la vez que deja fuera a los jugadores más modestos, ya que existen trabas para determinar la preferencia de medio y para señalar contenido relevante.

Por otro lado, esa falta de integración entre plataformas deriva en complejidades técnicas difíciles de salvar, ya que no existen herramientas que permitan generar contenidos válidos para distintos asistentes. Para tratar de salvar este escollo, varios medios de distintos países que no compiten entre sí se han aliado con el fin de agilizar y abaratar la creación de una infraestructura de audio que les ayude a incursionar en este ecosistema de manera más eficiente. Así, buscan colaborar en el desarrollo de herramientas para la creación de contenido multiplataforma, estándares de metadatos para describir contenido creado para ser leído, herramientas de mejora de la pronunciación en voces sintetizadas o la optimización del contenido de texto para la voz.

  • Falta de datos de uso para guiar el desarrollo

Se desconocen datos sobre los patrones de uso, y no solo en cuanto al consumo de noticias, lo cual no permite pensar con acierto en desarrollos futuros. Mientras que la penetración crece, las tecnológicas no aportan mucha información al respecto, de manera que los datos que existen son aquellos provenientes de encuestas o sondeos realizados por terceros, de los cuales se desprende que la mayoría de los usuarios sólo usa un puñado de funciones, con poca motivación a explorar y que existen pocos intentos de personalizar estos dispositivos e ir más allá de la configuración inicial. Además, los usuarios señalan la naturaleza torpe de esta interfaz temprana, a la que aún le queda mucho camino de aprendizaje.

  • Protección de datos y privacidad

Existe una preocupación acerca de la cantidad de datos personales que estos dispositivos -siempre a la escucha en el ámbito doméstico- podrían recopilar para las empresas de tecnología. Para salvar esta barrera deben ofrecerse contenidos y funcionalidades que equilibren el celo de la privacidad con la conveniencia y utilidad.

  • Recelo ante la plataformas tecnológicas

Sin datos. Sin saber hacia dónde deben tender los desarrollos. Sin retorno. Los editores miran con desconfianza a estas tecnologías que no dan pistas acerca de qué manera podrán rentabilizar su incursión en el entorno de voz. Si bien es cierto que los asistentes virtuales necesitan generadores de contenidos para un adecuado funcionamiento de su motor de búsqueda, no está claro qué es lo que recibirán los medios a cambio, partiendo de la idea de que ni siquiera se sabe qué cabida tiene la publicidad en este entorno.

El formato de “preguntas y respuestas”, el de mayor potencial

El enfoque cada vez más funcional de los contenidos digitales ha hecho que algunos medios de comunicación en asistentes virtuales encuentren el valor en la creación de experiencias sociales y familiares, como contenido de calidad dirigido a los niños. Los contenidos de nicho, con enfoque diferencial o inmersivos, y la actualización de noticias basadas en la personalización, también son importantes apuestas a las que los usuarios están respondiendo de manera satisfactoria. Se trata de contenidos específicos y concebidos en origen para altavoces inteligentes.

Mayor dificultad plantea el reto de crear contenidos basados en el formato de “preguntas y respuestas”, ya que es algo que rompe con la linealidad inherente a la información periodística. Es poco probable que se logren construir contenidos informativos discontinuos, sobre todo atendiendo a que las consultas pueden ser prácticamente infinitas. Este hecho sólo deja espacio a consultas sobre datos muy concretos, sin mucha posibilidad de profundizar en los mismos, tales como cifras específicas, previsión meteorológica, resultados de competiciones deportivas, carteleras de cine… etc. Es decir, todo lo que tenga que ver con datos estructurados.

Incluso en el caso de este tipo de consultas específicas, se plantea el dilema de la fecha y de la fuente, ya que, por ejemplo, las cifras de víctimas en relación a una noticia concreta pueden variar en relación al medio que lo publica y el momento en el que la información fue publicada. La ideología del medio elegido también sería invisible para el usuario, sobre todo en el caso de Alexa, que no cita la fuente. En definitiva, el problema es que una misma pregunta puede tener múltiples respuestas en función de las circunstancias. ¿Cómo sabrá el asistente cuál es el dato veraz? La inteligencia artificial dará solución a este dilema gracias al aprendizaje automático, que, previsiblemente, le hará aceptar como válido el dato más veces mencionado en medios con credibilidad.

Hay que tener en cuenta que los asistentes virtuales persiguen desarrollarse como motores de búsqueda, pero en la actualidad no disponen de los contenidos adecuados. Google ya ha movido ficha en ese sentido, creando una etiqueta de metadatos que indica qué contenidos son adecuados para ser leídos. Es importante comenzar a caminar en esta dirección para posicionar contenidos, aunque no está muy claro qué ganará el medio siendo el elegido, cuando lo único que se va a producir es una respuesta de voz lanzada al aire por parte del asistente. No es de extrañar, a causa de ello, que los editores se muestren cautelosos ante la idea de ayudar a Amazon o Google a construir este motor de respuesta, contenidos que, además, se deben renovar tan rápido como quedan obsoletos, si hablamos de actualidad. Puede que un servicio premium, por ejemplo dentro de Amazon Prime, sea la respuesta. Lo que reforzaría la tendencia al modelo de suscripción.

medios digitales internet

¿Qué están haciendo los medios de referencia en asistentes virtuales?

New York Times. Ha realizado su propia investigación para conocer las necesidades y preferencias de los usuarios. En consecuencia, trabaja en una nueva sesión informativa más «nativa» para reemplazar su exitoso podcast, The Daily. También prevé lanzar un cuestionario de noticias interactivo y, a largo plazo, espera experimentar en la vinculación del periódico con el entorno de voz y viceversa.

The Economist. En la misma línea, ha actualizado su podcast, Espresso, a una versión más enfocada a este nuevo escenario. The Economist ha sido un pionero en contenidos de audio hasta el punto de que una porción significativa de los usuarios de su aplicación móvil (10%) lo son por su edición de audio, realizada por locutores. Su intención es reconvertirla y hacerla extensiva a las plataformas de control por voz, concebida como un servicio premium para sus suscriptores. Esto creará un valor adicional. Por otro lado, trabaja en una serie de nuevos productos gratuitos que podría utilizar para promocionar sus productos y ofertas de suscripción. Un podcast diario le ayudará a capturar oyentes de nueva generación y su trabajo en dar respuestas a búsquedas de voz sobre áreas de conocimiento en las que está posicionado como referente, son otras de sus apuestas.

BBC. Trabaja en la actualización de sus boletines con el objetivo de que sean más personalizados así como en la experimentación con una funcionalidad que permita saltar historias o profundizar en otras.  En cuanto a contenidos, también cuenta con un laboratorio y  un nuevo equipo de producto que trabaja en la innovación de contenidos. Experimenta con noticias, con contenidos para niños y en otras opciones como dar respuesta a preguntas específicas de usuarios.

NPR. Sabe que casi una quinta parte (19%) de todas las escuchas online de sus emisoras proviene de smart speakers. Ha creado una skill para Amazon y Google llegando a integrarse en el sistema operativo, lo que la convierte en predeterminada para nuevos usuarios. Esta skill (NPR One) realiza una curación de noticias bajo demanda más prolongada, mezclando información local con temas nacionales y de actualidad. NPR cuenta con un equipo de personas centrado en etiquetar segmentos de audio con metadatos adicionales para que los contenidos vuelvan a ensamblarse con coherencia. Además, los usuarios pueden calificar y saltar historias, lo que ayuda a entrenar el algoritmo.

SR (Radio Sueca). Ha adoptado un enfoque similar en cuanto a la personalización de las noticias a través de una aplicación que puede trasponer a las plataformas de voz. Lo novedoso es que se puede acceder a contenido gráfico adicional a través de otros dispositivos. Su idea es “llevar la radio al siguiente nivel”.

The Guardian. Con fondos de Google, ha ejecutado un laboratorio de voz donde un equipo editorial prueba distintas propuestas de voces sintetizadas y formatos interactivos. Su trabajo se materializa en posicionamiento SEO en asistentes virtuales, un blog donde comparten el aprendizaje con el resto de la industria. Además, cada avance en programación se compartirá con código abierto.

Financial Times. Tras experimentar con servicios automatizados de texto a voz y darse cuenta de que no funcionaba, trabaja ahora un proyecto interactivo de contenido optimizado para estas nuevas plataformas. El proyecto Hidden Cities es parte de la colaboración con Google. En noviembre de 2018 publicó un mapa de Berlín en la edición impresa y lo complementó con un  recorrido de audio interactivo por la capital alemana. La concepción era a modo de audio guía en la que los usuarios podían saltar, detenerse o profundizar.

Washington Post. Creó una de las primeras habilidades de Alexa en 2016 basada en el acontecimiento de la elección presidencial, seguida de un resumen sobre política de la demanda, ahora llamado Big Daily. Washington Post supo que debía ofrecer algo distinto que complementara los boletines de noticias que ofrecían otros editores, lo que se materializó en dos productos de flash briefing adicionales: uno para informar sobre el clima local y Retropod, una pequeña pieza de audio que presenta un «momento fascinante de la historia» todos los días de la semana. Ambos programas incluyen un anuncio publicitario en pre-roll de menos de 10 segundos. También explora un nuevo programa diario para reconvertir a audio su trabajo periodístico cotidiano.

Wall Streer Journal. Ofrece boletines informativos tanto para Alexa como para Assistant, pero con una baja actualización: tan sólo tres veces al día. Han desarrollado una skill que ofrece podcast y actualizaciones sobre el mercado de valores. En general, aún realiza contenidos con enfoque experimental, gestionado por los equipos de contenido audiovisual tradicional. Trabaja con foco a medio y largo plazo, ya que consideran que el despegue real no se producirá hasta que los asistentes se integren plenamente en dispositivos de movilidad, como auriculares o vehículos.

Telegraph Media Group. Ha realizado una inversión significativa en voz, con la intención de beneficiarse de la adopción prematura. Cuenta con boletines con locuciones realizadas por periodistas, de unos dos minutos de duración y con una actualización que oscila entre las cuatro y las seis veces al día. También ofrece una versión soportada en imágenes para Echo Show. Trabaja en la elaboración de contenidos diferenciales, como una historia diaria propia y distintiva basada en la solidez de medios como la BBC en el área de Política.

Sky News. Debido a sus características como canal tradicional de noticias en formato flash se ha adaptado bien al requerimiento de los asistentes de voz. Realiza cuatro sesiones informativas actualizadas, de 90 segundos de duración, en las áreas de Noticias, Negocios, Cultura y espectáculos, y Deportes. La cadena de televisión británica ha manifestado que su deseo sería ofrecer la posibilidad de profundizar en los contenidos, pero los datos de audiencia sugieren que, de momento, los usuarios buscan información breve y ágil en respuesta a comandos específicos.

Tagesschau. Este informativo de la cadena pública alemana ARD viene preinstalado en los dispositivos de Alexa para el país germano. Ofrece boletines informativos de 100 segundos. Según datos de la propia cadena, la mitad de los usuarios de Alexa que consumen noticias, acceden a través del boletín de Tagesschau. Esto confirma el gran poder de ser el medio por defecto en los asistentes de voz. Pensando en dispositivos con pantalla, como Echo Show, ARD ofrece controles digitales que permite a los usuarios avanzar o retroceder en los contenidos.

Zeit Online. El sitio web de noticias alemán ofrece una actualización diaria de noticias y un podcast para Alexa, ambos con un tráfico significativo. Los boletines incluyen una historia inusual o divertida, y es a través de ella que logran el valor diferencial. Trabaja en una skill de noticias, también para Alexa, que trata de adaptar a este entorno de voz su popular sección de preguntas y respuestas. El medio trata de contrarrestar los rendimientos decrecientes de la publicidad digital y ve en el entorno de voz grandes oportunidades de monetización a causa, entre otras razones, de la ausencia de adblockers. La comercialización de servicios terceros es uno de los puntos donde el Zeit tiene la mira, mediante asociaciones con otros sitios web y publicidad integrada en podcast.

medios de comunicación en asistentes virtuales

Medios de comunicación en asistentes virtuales: conclusiones

El tipo de uso y consumo de noticias y contenidos de voz a través de altavoces inteligentes es mayormente pasivo, donde lo único que cambia es el dispositivo de acceso a las emisoras y a sus programaciones lineales. Al mismo tiempo, los adoptantes tempranos comienzan a desarrollar nuevos hábitos de consumo, basados en comandos de control por voz. Esta minoría es la que va a posibilitar su desarrollo, arrastrando a más usuarios y facilitando información a los medios sobre en qué contenidos o funcionalidades deben invertir sus esfuerzos a corto y medio

Existe la evidencia de que a la audiencia le gustaría disfrutar de más experiencias personalizadas, así como un mayor control sobre el contenido, aunque el proceso de configuración de estas opciones resulta demasiado complicado y poco intuitivo. Existe una gran oportunidad para los editores en el desarrollo de entornos conversacionales y de interacción, más inmersivos, en los que el usuario pueda realizar una navegación mediante voz fluida y dar respuesta a sus preguntas o profundizar en los aspectos que decida. En este sentido, el contenido de audio -tal y como hoy lo conocemos- no dará respuesta a la demanda, pues la linealidad se perderá por completo en pro de un tipo de consumo de contenidos que va más allá del consumo a la carta. Es tiempo de repensar la información lineal.

Por otra parte, hay que contar con que en un entorno de voz sólo hay una respuesta a cada pregunta. Se impone el resultado único a las búsquedas habladas, lo que va a aumentar la competitividad y va a requerir de importantes labores de SEO de voz para lograr visibilidad, así como de estrategias más enfocadas al contenido en sí, por ejemplo la desambiguación. Este hecho difumina aún más aspectos como la conexión con el usuario, la atribución y la monetización de los contenidos. Por ello existe una clara preferencia a la creación de espacios propios mediante skills y no depender tanto del posicionamiento SEO en asistentes virtuales.

En cuanto a los usuarios, los datos que se desprenden de encuestas realizadas entre grupos que consumen contenido informativo a través de smart speakers apuntan a que los espacios informativos son demasiado largos (más de un minuto) y con una actualización insuficiente. La preferencia a la síntesis y a la corta duración de los espacios choca con los deseos de los editores, que encuentran serias dificultades para monetizar mediante la publicidad o la promoción de contenido relacionado los espacios de tan corta duración.

Si bien la naturaleza de estos contenidos nativos –en base a la demanda existente- no permite tiempos de permanencia más prolongados y hace que muchos editores vean el entorno de voz como una amenaza, se mantiene la esperanza de que a medida que esta interfaz se desarrolle más allá del hogar, las oportunidades para promover un contenido de mayor duración y riqueza aumenten y, con ello, las posibilidades de monetización.

La voz promete un cambio tecnológico al mismo nivel que supuso la irrupción del smartphone. Es necesario que los editores encuentren el modo de interactuar con plataformas y desarrollos de inteligencia artificial con mayor profundidad. En cuanto a la tensa relación entre editores y tecnológicas, puede que se recrudezca cuando un algoritmo determine qué respuesta única será la que ofrezca al usuario. La necesidad de optimizar el contenido para las búsquedas en este tipo de dispositivos cambiará el modo en el que los medios se expresan, haciendo aparecer nuevos modos de escritura y etiquetado del contenido.

Otra inquietud se perfila acerca de cuál será el rol de los medios de comunicación en asistentes virtuales en cuanto a la demanda de contenido en formato “preguntas y respuestas”, en un contexto -que ya se está dando- en el que los propios motores de búsqueda dan respuesta directa a preguntas de los usuarios, por ejemplo resultados de competiciones deportivas, previsión del tiempo, fechas de eventos o datos biográficos de personajes célebres. Habrá que ver de qué modo estas plataformas y los editores podrán llegar a resolver estas tensiones.

Si deseas profundizar en el conocimiento de este nuevo entorno de voz, te invitamos a descargar nuestro espacial «La era de la voz: asistentes virtuales y voice marketing«. Si buscas una agencia de marketing que te ayude con el posicionamiento SEO en asistentes de voz, contacta con Kanlli.

Fuente: The Future of Voice and the Implications for News