Ayúdanos. Vota este artículo.
Total: 3    Media: 5

Las nuevas motivaciones y hábitos del consumidor de Alimentación animal, tanto en el ámbito doméstico como en el plano industrial, han propiciado que las principales marcas de alimentación y cuidado animal y sus distribuidores se adapten a una realidad en la que se aprecia una clara tendencia a los productos premium, lo que hace que se incremente este mercado no sólo en volumen, sino en valor. En «A fondo: Marketing para un consumidor de alimentación animal cada vez más exigente» analizamos en qué punto se encuentra el sector y valoramos el mejor modo para influenciar al consumidor tanto en B2C como en B2C.

Son muchas las marcas que ya trabajan su estrategia digital, la omnicanalidad o diversifican sus negocios a fin de adecuarse a una demanda cada vez más exigente. Además, el reciente e inesperado acontecimiento sanitario ha favorecido el crecimiento de las compras online en cuanto a petfood y petcare y, aunque supone un enorme reto, también es cierto que viene cargado de oportunidades.

Los fabricantes del sector, así como los actores de la cadena de distribución, han comenzado a adecuar sus estrategias de marketing a las demandas crecientes en el contexto de la «nueva normalidad», tomando diferentes decisiones en cuanto a producto y producción, a posicionamiento o a tecnología. Sin embargo, no muchas marcas del sector Alimentación animal contemplan la realidad del consumidor actual dentro de sus estrategias de marketing y comunicación digital, lo que las hace perder posicionamiento frente a aquellos competidores que ya han entendido las reglas del juego.

Las marcas de alimentación animal, ahora más que nunca, deben colocar al consumidor en el centro de todas sus acciones de marketing, buscando tener presencia en el ZMOT e influenciándolo en tres escenarios clave -estimulación, socialización / información y conversión-, a través de una metodología triangular que ponga en valor el customer centric y le ofrezca anuncios e información relevante.

Del conjunto de la alimentación animal, el mayor volumen -con mucha diferencia- se mueve en el ámbito de la alimentación industrial y cría de animales de granja. Paradójicamente, este mismo campo es el que menos digitalizado está y menos empeño pone en llegar a sus potenciales consumidores a través de Internet. Las marcas de alimentación animal no deben desaprovechar la oportunidad de acercarse a sus consumidores potenciales mediante estrategias de marketing B2B basadas en una propuesta de valor inicial, informativa y de utilidad, para, poco a poco, construir un funnel de ventas adecuado a este tipo de público.

Descarga gratis «A fondo: Marketing para un consumidor de alimentación animal cada vez más exigente«, una publicación especial en la que Kanlli analiza desde diferentes puntos de vista cómo las marcas de petfood, petcare y alimentación animal industrial pueden adaptarse a los nuevos hábitos de compra y consumo.