Tu opinión nos ayuda a mejorar
Total: 6    Media: 5

Gilmar Consulting Inmobiliario, empresa líder que ocupa un lugar de privilegio en el ámbito de la exclusividad y el lujo, es una inmobiliaria dedicada a la intermediación en la compra, venta y alquiler de inmuebles situados en las mejores zonas residenciales de Madrid, Costa del Sol, Sevilla, Cádiz y Canarias, así como de todas las gestiones y servicios postventa que los clientes demandan.

A pesar de ser referente en el sector, Gilmar no contaba con una presencia destacada en el entorno digital, donde tenía el reto de darse a conocer entre un target más joven, con un poder adquisitivo medio-alto. Por ello, se hacía necesaria la modernización de la marca en el plano digital de cara a ampliar el segmento de clientes a través de contenidos que aportaran frescura y actualidad.

Kanlli moderniza la marca Gilmar

Para lograrlo, Kanlli trabajó en una estrategia digital centrada en los contenidos apoyados con publicidad. Se definieron unos territorios de marca que abogaban por el arte y la arquitectura, la decoración o el lifestyle, siempre desde un punto de vista exclusivo y ligado al lujo, en atención al posicionamiento de Gilmar. Sobre esas bases, Kanlli perfiló una estrategia de marketing de contenidos potenciada con social ads y en publicidad en buscadores.

Así, se trabajó en una línea de contenido en consonancia con una imagen de marca de alta gama, que asociara la condición de ‘Real estate’ de Gilmar a los valores de obras artísticas, pictóricas o arquitectónicas de valor, mediante la generación de branded content y la técnica del content curation. Con esta estrategia se perseguía ofrecer al usuario contenido relevante, que respondiera a sus gustos y necesidades, lo hiciera sentirse próximo a la marca, que mantuviera la marca en el top of mind de los potenciales consumidores durante el dilatado proceso de la toma de decisión y disipara las dudas de aquellos usuarios que se encontraban más próximos a la compra.

Los contenidos generados por la marca se reforzaron con una campaña publicitaria que intercalaba mensajes comerciales que daban a conocer los valores de la marca, los productos y servicios, y las ventajas de elegir a Gilmar. Así, se lanzaron campañas de ads en Facebook e Instagram, las redes sociales donde esta inmobiliaria tiene más fuerza, y se perfiló una campaña de SEM en Google que buscaba reforzar el impacto utilizando un canal diferente al social.

Tras 12 meses de campaña, los resultados han sido muy favorables. Gracias a las campañas en buscadores se ha incrementado un 22% el volumen de conversión, produciéndose una mejora del 32% en el ratio de conversión y un descenso del CPA del 41%. En cuanto a social media, la estrategia de contenidos ha derivado en un incremento de la comunidad del 35% en Twitter, el 32% en Instagram y el 18% en Facebook.