El blog de Kanlli. Innovación y nuevas Ideas

Tu opinión nos ayuda a mejorar
Total: 0    Media: 0

La importancia de la geolocalización -o conocer en qué lugar se encuentra un usuario- no es algo nuevo como punto de partida a la estrategia de ventas, pero sin duda alguna adquiere una nueva dimensión en el ámbito del marketing móvil. Hoy en día, la mayoría de los consumidores utilizan un smartphone y esto quiere decir que portan consigo un pequeño localizador desde el cual envían constantemente señales de sus coordenadas.

Esta es una ventaja que, cada vez más, es aprovechada por las marcas al favorecer que al usuario le puedan llegar ofertas cercanas a su ubicación concreta en tiempo real, y es en este punto donde lo que se conoce como SOLOMO (Social, Local y Móvil) adquiere una elevada importancia. Si sabemos gestionar adecuadamente esta fórmula, y enfocarla no sólo a promoción, sino directamente a venta, el éxito está asegurado.

Sabemos que los usuarios utilizan las redes sociales desde sus terminales móviles. Sabemos también que indican, consciente o inconscientemente, su localización. Y sabemos que aquello que tiene la característica de proximidad es algo que suscita el mayor interés en las personas, en general, y en los consumidores en particular.

Conocer los comportamientos y preferencias del consumidor en este sentido es vital para plantear acciones o campañas a través del móvil, basadas en la geolocalización, que nos permitirá trasladar al usuario el siguiente mensaje: «Ya que estás cerca de nuestro establecimiento, aprovecha nuestras ofertas especiales». 2014 se perfila como un año en el que este matrimonio tan ideal que son la geolocalización y el marketing móvil se consolide y comience a resultar una herramienta imprescindible para muchos establecimientos a pie de calle. Saber aprovechar todas sus ventajas nos colocará muy por encima de nuestra competencia.

Cabe mencionar en este punto la nueva apuesta de Google, Google Plus Local, que integra geolocalización y redes sociales de un modo muy sencillo. Podríamos decir que se trata de una versión más social de Google Places, un buscador de establecimientos o lugares cercanos al lugar donde se encuentra el usuario pero que han sido previamente bien valorados por nuestros amigos.

Su diseño es en horizontal, lo que indica que se ha desarrollado con la vista puesta en su utilización a través del móvil. Supongo que a estas alturas, huelga señalar la importancia en cuanto a posicionamiento y resultados en búsquedas que tiene el hecho de que nuestra empresa aparezca en cualquiera de los sitios que a Google se le ocurra lanzar al inmenso océano que es Internet. De nuevo geolocalización y móvil, de la mano del gigante de las búsquedas en occidente.

Esto pone de manifiesto la importancia de un factor clave: las recomendaciones de nuestros amigos, gente en la que confiamos y de los que conocemos sus gustos, criterios e intereses. Cualquier cosa que nos llegue recomendada por alguien de confianza no será cuestionada, sino que el usuario la aceptará como única verdad.

Sin embargo, no hay que olvidar que, al igual que el hecho de que el usuario comparta su experiencia en redes sociales puede tornarse una gran ventaja a la hora de que se convierta en vocero de nuestro mensaje, se trata de un arma de doble filo que puede hacernos más mal que bien en el caso de que el consumidor se sienta decepcionado por la oferta, el trato, o incluso el modo de acercarnos a él si resulta demasiado intrusivo.

Sea como fuere, lo importante es que las empresas no pierdan de vista las enormes ventajas que presenta la geolocalización y las redes sociales, en un mundo en el que el teléfono móvil se ha convertido ya en una extensión de nosotros mismos, y que se perfila como la herramienta que nos mantiene conectados en todo momento con los nuestros y que nos permite acceder a cualquier tipo de información, comprar y comparar, independientemente del lugar en el que nos encontremos.

Elena Lostalé

Me licencié en periodismo, me especialicé en radio y me reciclé al marketing online. Soy amante de la literatura, redactora incansable y purista del lenguaje. Tras siete años trabajando como Social Media Manager y gestionando las redes sociales de grandes marcas, en la actualidad ostento el título nobiliario de Marcom Manager en Kanlli. El SEO me gusta porque, a pesar de que el algoritmo es matemático, la clave está en las palabras ;-)

All author posts

Privacy Preference Center