Ponte en contacto con nosotros

SEO en Amazon, una forma de dar más visibilidad a nuestro producto

 

Los expertos SEO pecamos mucho de centrarnos casi exclusivamente en optimizar nuestros sitios para Google, obviando que hay distintos tipos de búsqueda y periodos de tiempo en los cuales Google no es el motor más utilizado, a pesar de tener una cuota bastante alta en general.

Existen motores de búsqueda para necesidades específicas, ya sea para buscar música, vídeos, productos, etc. Por ejemplo, si eres un comercio y vendes tus productos online, quizás te interese posicionarlos en Amazon más que en Google, si no tienes capacidad/presupuesto para competir en el ámbito SEO en Google con grandes tiendas o marcas.

Hace un par de años, Forrester Research publicó una estadística que decía que el 30% de las búsquedas de productos se realizaban en Amazon y solo el 13% en motores de búsqueda tradicionales (Google, Bing, etc.), probablemente ese número hoy día sea mucho mayor debido a la especialización de las búsquedas de usuarios que mencionábamos en una entrada anterior.

Tal es nuestra obsesión con posicionar en Google y no en otros buscadores, que el poco material que existe sobre la optimización de Amazon es para posicionar productos de Amazon en Google.

 

Diferencias principales entre Amazon y Google (como buscadores)

Lo principal a la hora de abarcar un proyecto de optimización para Amazon, es entender que es un motor de búsqueda distinto al de Google y utiliza otro tipo de señales para dar relevancia a los contenidos. Empezando porque en uno se optimizan sitios web y en otros solo productos.

1.       Google organiza información, Amazon productos.  Google construyó un motor de búsqueda capaz de responder a preguntas (aunque algunos argumentarán que para vender anuncios también). Amazon, en cambio, hizo un motor de búsqueda que vendiese productos.

2.       Google = Satisfacción de usuario, Amazon = Conversión. Las métricas de Google son CTRs, volumen de búsquedas, número de veces que se refina/modifica una búsqueda, calidad/relevancia de los resultados (número de anuncios clicados dirían algunos). Las de Amazon, en cambio, son número de transacciones, valor medio de cada visita/compra y el total de euros que gana.

Entender esto es básico para saber qué tipo de contenidos favorecerá un buscador y otro. Uno le dará más importancia a la experiencia del usuario (Usuario contento = Más dinero para Google), mientras el otro le dará más importancia a variables que afecten la conversión del usuario (Más compras = Más dinero para Amazon).

3.       Google => datos no estructurados vs. Amazon => Datos estructurados. Ciertamente, en los últimos meses, Google está impulsando que los sitios web estructuren o estandaricen la forma en que muestran la información, pero el caso es que en Amazon ya los datos tienen un formato predeterminado y completamente estructurado.

Comparemos la manera en que se crea un producto en Amazon y un sitio web.

SEO_AMAZON

     Formulario de creación de producto                         Editor de código HTML

Los dueños de las webs tienen un lienzo en blanco donde pueden colocar cualquier cosa, mientras que en Amazon te indican específicamente la información que necesita para que el usuario vea y compre tu producto.

4.       La página de resultados mostrada por Amazon.  Amazon tiene dos formas principales de mostrar resultados (primera diferencia con Google en este apartado).

Listado de productos. Con 15 o 16 productos listados por defecto,  solo se muestra cuando haces una búsqueda general sin utilizar ningún filtro o departamento.

Galería de productos: Muestra 48 productos en cuatro columnas, pero únicamente al filtrar por algún parámetro o departamento.

Uno de los elementos destacados de un resultado en Amazon es la barra lateral con los filtros. Cuando un usuario usa uno de estos, se muestra un subconjunto del resultado original, cosa que no es tan sencilla de hacer en Google. Además, la existencia de estos filtros son otra razón para utilizar todos los campos que Amazon nos pide, por ejemplo: no sabrá si un producto es rojo si no rellenamos el color.

5.       Factores de posicionamiento en Amazon. Lo primero que indica Amazon es que la búsqueda es la principal fuente para encontrar productos en su sitio de forma rápida; si no salimos en la búsqueda de Amazon, lo más probable es que no compren nuestro producto.

A continuación se detallan algunos factores inferidos de las propias reglas que específica Amazon:

  • Tasa de conversión del producto. Cuánta gente lo ha visitado frente a cuánta gente lo ha comprado. 
  • Imágenes. Amazon promueve mucho la utilización de imágenes. De hecho es importante subirlas lo más grandes posible (1000x1000px), pues la plataforma luego se encarga de optimizar los tamaños para cada tipo de vista. Esto es un punto que ya difiere del SEO tradicional. 
  • Precio. No significa únicamente “mientras más barato, mejor saldrá”, Amazon sabe que los productos más baratos tienden a venderse mejor y por ello tenderá a mostrarlos de primero, pero no es el único factor. Además tomará en cuenta cómo se comparan con productos de la misma categoría.
  • Títulos. A diferencia del SEO en Google, aquí no debemos rellenar de palabras clave el título con cosas como “Mejor precio”, “Barato”, etc. Amazon sugiere que incluya lo siguiente:
  1. Marca y descripción
  2. Modelo
  3. Material
  4. Color
  5. Tamaño
  6. Cantidad
  7. Serial o SKU (cuando sea posible)
  • Términos de búsqueda. En SEO tradicional estamos acostumbrados a rellenar esta información de forma caótica, con cuantas keywords  nos vengan a la mente. En el caso de Amazon, se ofrecen cinco campos para rellenar descripciones adicionales del producto por las que puedan ser buscados. Nuevamente hay que evitar el foco SEO de repetir las palabras (y sinónimos) cuantas veces sea necesario. 
  • Campos de filtrado disponible. Amazon ofrece que rellenemos propiedades adicionales de nuestro producto como condición/estado del producto, tamaños, colores, envío gratuito, etc. Hay que rellenar cuantos sean posibles.
  • Reseñas y opiniones. Amazon sabe que un producto mientras se venderá más cuantas más y mejores opiniones tenga. Por ello, la optimización en este caso es dar un buen servicio, un buen producto e incentivar a que nuestros clientes expresen su satisfacción.

 

¿Vale la pena el esfuerzo?

Estamos seguros que una entrada de blog no cubrimos todos los factores ni todas las posibilidades.

En Kanlli opinamos que el esfuerzo de optimizar en motores de búsqueda no tradicionales como Amazon lo vale sobre todo porque:

  1. Dejamos de depender únicamente de Google para obtener visitas/ingresos por nuestros productos
  2. Ofrecemos un canal adicional a nuestros clientes para comprar nuestro producto, además de ya estar familiarizados con el mismo.
  3. Aparecemos en un motor de búsqueda enfocado a compra exclusivamente y no competimos con contenidos adicionales que nos hacen perder visibilidad.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que al hacer esto también potenciamos el que Amazon  aparezca en motores de búsqueda tradicionales con nuestros productos, por lo que habrá que buscar un equilibrio de lo que nos conviene, si conversiones/dinero o visibilidad.

Podría incluso experimentarse utilizando productos que tengan una baja visibilidad en nuestra web y que no vendan demasiado por falta de esta y que se beneficien de estar en un escaparate como Amazon para aumentar las ventas.

Cada marca representa un caso distinto, pero en líneas generales recomendamos tener estrategias paralelas y sobretodo alternativas de ingresos, nunca enfocarse a un solo medio. No sabemos si Google o Amazon dejarán de existir mañana.

Si deseas posicionar tus productos en Amazon o estás buscando un equipo de expertos que realice para tu empresa una estrategia global de posicionamiento en buscadores, contacta con Kanlli.

0 comentarios

    Deja un comentario