Ponte en contacto con nosotros

¿Quién teme a Amazon Prime Now?

marketing digital

Estas Navidades las he pasado en Japón, que, como bien sabéis, es uno de los países con mayor índice de consumo del mundo y en donde el e-commerce está ya mucho más que asentado. Llamó mi atención descubrir que Amazon había lanzado el servicio Amazon Prime Now, que promete hacerte llegar los productos a casa en menos una hora ¡Una sola hora!

Lo descubrí porque el gigante del e-commerce había llevado a cabo una gran campaña publicitaria en medios exteriores en uno de los principales distritos de Tokio: Setagaya, y quedé realmente asombrado, ¿Cómo es posible hacer frente a un desafío de estas características?

Para garantizar el cumplimiento de esta promesa, Amazon había abierto un almacén local en el que acumular la mercancía más solicitada, gran parte de la cual es de consumo masivo, es decir, productos que podemos encontrar en cualquier supermercado y que nos pueden hacer falta de forma inmediata. También electrónica. Es realmente impresionante que, con tan sólo sacar tu móvil del bolsillo y hacer un simple gesto, puedas disponer de un producto de manera inmediata y sin moverte de casa.

Amazon, que en su día se marcó el objetivo de ser una tienda que ofreciera prácticamente todos los productos del mundo, añade ahora el “now” a su idea del “everything store”: ya han conseguido vender de todo y el reto en este momento es venderlo AHORA. Este nuevo enfoque representa un elemento más de presión a los canales tradicionales, introduciendo un modelo de competencia que, de ser implantado en nuestro país, añadiría un nuevo obstáculo a la tienda de barrio.

Claro, que en la capital de Japón el concepto de tienda de barrio no existe, y la mayoría de los establecimientos comerciales se agolpan en torno a las estaciones de tren y metro. Tengamos en cuenta que Tokio es una ciudad inmensa donde viven más de 13 millones de personas, muchas de ellas en zonas residenciales carentes de comercios y que fundamentalmente se desplazan en transporte público. Por eso, las estaciones son lugares tremendamente concurridos y, por tanto, el lugar ideal para que exista oferta comercial. Amazon sabe que si necesitas un paquete de té, o pañales, o agua embotellada, preferirás que alguien te lo lleve a casa antes de tener que desplazarte hasta una zona comercial, para lo cual tal vez tengas, incluso, que coger la bicicleta.

Me di cuenta de que, por sus características, Tokio era la ciudad ideal para lanzar este tipo de servicio, ya que realmente aporta valor al consumidor. En Nueva York, ciudad que también se presta a este tipo de necesidad, Amazon Prime Now funciona desde hace unos meses, aunque el tiempo mínimo de entrega garantizado son dos horas.

Pero, pensemos ahora en España, donde el pequeño comercio es muy accesible desde cualquier vivienda en cualquier población. ¿Realmente Amazon Prime Now podría triunfar? Según informaba el Economista hace unas semanas, se prevé que Amazon Prime Now llegue a Madrid y Barcelona próximamente.Tal vez no ofrezca ventaja desde el punto de vista de la inmediatez en productos de primera necesidad, pero se convertiría en un competidor del comercio tradicional todavía más feroz. ¿No sería maravilloso poder comprar esos zapatos sin tener que salir a buscarlos y poder disfrutar de ellos antes de lo que tardarías en llegar a la tienda física? Personalmente, creo que un servicio de estas características resulta extremadamente atrayente en la sociedad de consumo en la que nos encontramos inmersos, en la que el consumidor lo quiere todo y lo quiere ya. “¡Vuestros deseos son órdenes!”- ha pensado Amazon.

Internet, ese gigante que todo lo fagocita, ¿acabará también engullendo al comercio tradicional? En muy probable que los cambios sociales más importantes de las próximas décadas vengan marcados por una modificación en el paradigma de consumo, cambio auspiciado por los grandes marketplaces, que ya ofrecen al consumidor ventajas con las que ni siquiera habían soñado. ¿Caminamos hacia un mundo sin tiendas? Si es así, en su lugar habremos de instalar enormes servidores.

2 comentarios

  1. Lic. Juan Carlos Duarte

    Me ha encantado este material, me gustaría acceder a otros materiales, vivo en Cuba y creo que es un lugar listo para nuevas experiencias.

    1. Elena Lostale

      Gracias Juan Carlos. Si te interesan nuestros contenidos, te recomendamos que te suscribas a nuestra newsletter y así recibirás las novedade por e-mail mensualmente. Para ello, debes buscar la casilla de suscripción en la parte de abajo de nuestra web: http://kanlli.com/ ¡Un saludo desde España!

Deja un comentario