Ponte en contacto con nosotros

UX y diseño web en base a la psicología del usuario

UX y diseño web

UX y diseño web son dos términos estrechamente ligados. A pesar de lo que pueda parecer, diseñar una página web es un proceso complicado en el que debe primar una buena experiencia de usuario. La usabilidad de un site es lo que determinará el éxito y para lograr que sea óptima debemos saber ponernos dentro de la mente del usuario, que, a fin de cuentas, es una mente humana, y se rige por una serie de principios psicológicos que pueden tomarse como punto de partida.

El diseño y la usabilidad han estado asociados desde mucho antes de que existiera Internet, un binomio presente en la ingeniería de objetos cotidianos, en arquitectura, en la elaboración de infraestructuras… en definitiva, en todo aquello con lo que las personas interactuamos. El diseño web también requiere que se le apliquen una serie de criterios de usabilidad en favor de una mejor experiencia de usuario.

Al margen del proceso de aprendizaje que nos permite adquirir conocimientos de navegación web, los seres humanos compartimos una serie de características psicológicas que determinan cómo nos enfrentamos a este proceso y que dan la clave para una UX y diseño web exitosos.

UX y diseño web para la memoria humana

La memoria es frágil, los recuerdos se reconstruyen y la realidad se distorsiona cuando la recordamos. Así, es posible que de una visita a otra un usuario no recuerde cómo llevar a cabo una tarea. Así, un buen diseño web debe estar basado en el reconocimiento de los elementos y los procesos web, en una experiencia intuitiva, más que en la apelación a su memoria. Para ello es importante que los elementos de la web y las opciones estén siempre visibles, sean fácilmente identificables, se ubiquen donde se espera que estén y tengan un componente icónico aceptado mundialmente. En este último sentido, conviene atender a la potencialidad de los objetos en la página web y que nos aseguremos de que aquellos elementos en los que se puede hacer clic tengan apariencia de algo clicable.

Estrechamente relacionado con la memoria se halla el aprendizaje, por lo que la disciplina de UX y diseño web debe atender a esto irremediablemente. Los usuarios ya han aprendido una serie de estándares que tienen que ver con la disposición de determinados elementos de la página y ya sabe, por experiencia que puede encontrarlos en la barra de menú, la barra lateral o el footer, dependiendo de qué sea lo que busca. Colocar estos elementos en los lugares de la página en los cuales un usuario espera encontrarlo, en base a unos estándares, permitirá al usuario una experiencia de navegación mucho más rápida y sencilla. Como ejemplo podemos trasponer esto a la vida real: cuando visitamos una casa que no conocemos estamos seguros de que el cubo de la basura lo encontraremos bajo el fregadero. Nuestro convencimiento es tal que, cuando no lo encontramos allí, quedamos completamente desconcertados e incluso nos sentimos un poco perdidos.

UX y diseño web para perezosos

Por mucho que nos cueste reconocerlo, a nadie le gusta hacer esfuerzos extra para la consecución de un mismo fin. Es por ello que se hace necesaria la técnica que se conoce como revelación progresiva de la información. Se ha demostrado más eficiente ofrecer poca información de entrada y dar a elegir si se desean conocer más detalles. Tengamos en cuenta que no debemos ofrecer a un usuario más de lo que necesita, ya que podría quedar abrumado por un exceso de información, en gran parte irrelevante para un momento concreto de la experiencia de navegación, lo que enturbiaría su experiencia.

Es por ello que UX y diseño web deben estar muy bien estudiados para no abrumar con un exceso de información o de elementos que hagan de la experiencia de usuario un proceso trabajoso y en el que los usuarios deban realizar esfuerzos. Fundamentalmente porque no los harán. En este sentido, podemos aplicar el principio “menos es más” a la hora de incluir información en nuestra web y determinar la extensión de los textos para que los usuarios encuentren fácilmente las ideas principales y recuerden con mayor claridad lo que queremos contarles. Ten en cuenta que la paja compite con la información relevante.

UX y diseño web para atención limitada

Está demostrado que la atención es limitada y que, además, tiene un tiempo máximo de duración, cumplido el cual comienza a decaer. Si la información y elementos que contiene nuestra web es excesiva el usuario perderá el interés. Es importante que la información esté ordenada, sea clara y sintética, para que el usuario pueda hacer un barrido rápido y localizar lo que encuentra. Una estética minimalista y un diseño limpio y claro, libre de ruidos o de estridencias, ayudará a que el usuario pueda centrarse en lo importante sin necesidad de esforzarse demasiado para ello.

Un test de usabilidad ayudará a determinar cuáles son los elementos más visitados o que reúnen más interacciones, así podremos ubicarlos en un lugar privilegiado de la web para darles más visibilidad y hacer más fácil el acceso. El orden es también un factor clave: es recomendable utilizar la agrupación de elementos para captar la atención de los usuarios sobre un determinado punto. A pesar de todo ello, el hecho de que un usuario esté mirando algo no significa que esté prestando atención, por lo que el uso de destacados o de diseños o elementos llamativos es una buena idea para resaltar los puntos más fuertes, sin llegar a abusar de ellos para que no pierdan fuerza.

UX y diseño web para personas que cometen errores

Errare humanum est. Es inherente a la naturaleza humana el hecho de equivocarse y, por ello, debemos tener este factor en cuenta a la hora de abordas UX y diseño web de nuestra página. En nuestra mano está tratar de prevenirlos con la anticipación. Los test de usabilidad pueden ayudarnos a localizar aquellas partes de nuestra página que son propensas a errores, con la finalidad de poder subsanarlos en función de su naturaleza. Si una tarea de nuestra web tiene tendencia a generar errores, debemos estudiarla, reformularla o dividirla en partes más pequeñas.

Un diseño cuidado evitará en gran parte la aparición de errores. Para evitar que el usuario se confunda al llevar a cabo una acción que no desea, es recomendable solicitar confirmación acerca de si realmente desea realizar la acción que acaba de iniciar.  Es importante realizar periódicamente comprobaciones de la web en busca de errores para poder subsanarlos. No obstante, no siempre lograremos eliminar todos los errores, por lo que es importante que se diseñe un mensaje de error claro y que reconduzca al usuario y lo saque de la página de error, por ejemplo en caso de producirse un 404.

UX y diseño web para seres sociales

Las personas buscamos apoyarnos en los demás antes de realizar alguna acción que nos produzca inseguridad a causa de lo que en psicología de conoce como “validación social”. Es por ello que es importante incluir en nuestra web, en caso de resulte pertinente, un espacio para que otras personas puedan dejar sus comentarios o realizar puntuaciones. El llamado “comportamiento sincrónico” hace que estemos preparados para la imitación, por lo que si queremos que un usuario haga algo en nuestra web debemos mostrarle a otras personas que ya lo hicieron. Su condición de ser social tenderá a reproducir comportamientos anteriores.

UX y diseño web para modelos mentales

Los humanos, en nuestro proceso de interpretación y aprendizaje del entorno, tenemos tendencia a la creación de modelos mentales. Son esos modelos mentales los que determinarán si una determinada interfaz resulta fácil o difícil. Por ello, a la hora de conceptualizar UX y diseño web debemos procurar que la interfaz coincida con el modelo mental de los usuarios. Sólo conociendo esta información podremos diseñar un modelo que reproduzca ese que el usuario tiene en la mente.

A la hora de establecer nuestro propio modelo es importante la fijación de determinadas convenciones y seguirlas a rajatabla, para lograr un modelo consistente y que cale en la mente del usuario. Usa la lógica al estructurar la navegación de tu web, trazando un camino sencillo, intuitivo y de fácil tránsito. Las metáforas pueden ayudarnos a hacer comprender un determinado modelo al usuario.

UX y diseño web para impacientes

Por último, una importante cualidad humana que debemos tener en cuenta en UX y diseño web es la impaciencia. El ser humano lo quiere todo de manera inmediata y no soporta esperar. Cuando realiza una acción en la web, inevitablemente espera que esta se ejecute automáticamente. No siempre es posible, por lo que es importante que el sistema informe al usuario de que el proceso está en marcha y que la máquina ha respondido ante su petición.

En este sentido, la velocidad de carga de una web es un factor determinante a la hora de lograr una buena experiencia de usuario. Reducir los tiempos de carga convertirá nuestra web en mucho más usable. De hecho Google trabaja desde hace tiempo en la reducción de los tiempos de carga.

Vía: Uxmag

0 comentarios

    Deja un comentario